sábado


En realidad, debemos de adquirir conocimiento para elegir el bien, pero ningún conocimiento nos ayudará si hemos perdido la capacidad de conmovernos con la desgracia de otro ser humano, con la mirada amistosa de otra persona, con el canto de un pájaro, con el verdor del césped. Si el hombre se hace indiferente a la vida, no hay ya esperanza de que pueda elegir el bien. Entonces, ciertamente, su corazón se habrá endurecido tanto, que su "vida" habrá terminado. Si ocurriera esto a toda la especia humana, la vida de la humanidad se habría extinguido en el momento mismo en que más prometía.

1 comentario:

  1. Buenassss!! Muy interesante tu blog!! Sí señor ^^
    Pues ya que ando por tu mundito te dejo mi blog por si te gusta leer literatura personal y escribir (microrrelatos, reflexiones, poemas, relatos), debatir sobre los acontecimientos de la vida, hacer peticiones literarias para que yo posteriormente las escriba y por supuesto hacer publicidad de tu blogspot en la pestaña "Aquí tu blog" para compartir con el resto de bloggeros tus inquietudes.

    http://insolitadimension.blogspot.com/

    Únete si lo deseas y si no pues otra vez será. Gracias ^^

    ResponderEliminar